Escuela de Trabajo Social comparte emocionante jornada junto a residentes del hogar Raúl Silva Henríquez de Quilicura

Desayuno en viviendas tuteladas, escuela de Trabajo Social

Escuela de Trabajo Social comparte emocionante jornada junto a residentes del hogar Raúl Silva Henríquez de Quilicura

En el marco del programa colaborativo “Diálogos Intergeneracionales”, versión 2022, los y las estudiantes disfrutaron en compañía de las personas mayores y pudieron entregar como testimonio el relato escrito e ilustrado de esa escucha activa vivenciada durante 2 semestres académicos.

Un ambiente cargado de emoción, camaradería, profunda felicidad, plagado de risas, bailes y agradecimiento, es lo que se vivió en la sede del hogar tutelado Raúl Silva Henríquez de Quilicura, perteneciente al Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), donde 20  beneficiarios y beneficiarias del programa colaborativo “Diálogos Intergeneracionales” de la Escuela de Trabajo Social de la UBO, compartieron una grata jornada con los estudiantes de la carrera que los han acompañado desde el segundo semestre 2021 y, en la que además, se les hizo entrega de un recuerdo de su historia de vida relatada e ilustrada como un testimonio de sus múltiples charlas.

Para los adultos mayores, la experiencia “ha sido muy buena y linda” porque les permite hablar de su infancia, así como también, compartir con el grupo estudiantil, pues les ayuda a “disfrutar de la alegría de la juventud y la disposición de ellos”, por lo que están profundamente agradecidos. En ese sentido, sienten que han dado mucho, no obstante, han recibido más.

Al respecto, la señora Emilia Arce, señala “agradezco lo que han hecho por mí, porque aquí uno se siente solo, a pesar de que estamos todos juntos, estamos lejos de nuestras familias e hijos, entonces, que nos vengan a ver y nos enseñen cosas que a muchos se nos han olvidado y, que también, nosotros les podamos enseñar cosas a ellos… uno se alegra porque todavía la juventud se acuerda de nosotros”.

El programa colaborativo “Diálogos intergeneracionales”:

Está enfocado a mayores de 60 años y contribuye a la formación académica de los y las estudiantes de la escuela de Trabajo Social, en la medida que propicia la generación de intervenciones sociales de carácter individual con personas mayores. Eso implica que los estudiantes pueden poner en práctica sus habilidades blandas y destrezas comunicativas para aprender a realizar un diagnóstico social y que a través del acompañamiento puedan fomentar mayor interacción y ser receptores de una escucha activa mediante un diálogo entre distintas generaciones que promueva el bienestar de los participantes.

Desde lo vivido en estos meses, los y las beneficiarias señalan que charlar con los estudiantes les ayuda a desahogarse de lo que no pueden hablar con su familia; Victoria Ibarra declara que “con ellas me siento feliz, porque puedo conversar con alguien de mis cosas, sobre todo con la calidez que me entregaron”.

En tanto, para don Víctor Muñoz, este programa “ha sido muy tonificante, porque después de la pandemia en que todos quedamos medios estresados e incluso hubo incomunicación con la familia, a pesar de todo eso, nosotros tuvimos el afecto de todos ustedes como institución, han sido fundamentales para nuestra convivencia”.

Durante la experiencia, los y las beneficiarias pudieron relatar sus vivencias de infancia y adolescencia, estimulando así capacidades cognitivas de memoria y concentración, mejorar la autoestima y potenciar sus vínculos sociales. Y tal como lo dice la descripción del programa, se ha logrado “poner en práctica los principios rectores del Trabajo Social, vinculados a la aceptación y respeto por todos los seres humanos”.

Estudiantes Trabajo Social en programa colaborativo Viviendas tuteladas" de Quilicura

 

Share this post

Translate »